Jhoandri, de 24 años, narra el dramático testimonio de su ACV

Noticias

Jhoandri, narra el dramático testimonio de su ACV

San José Matas, Santiago.- Jhoandri Cruz es un joven que reside en las bellas montañas de un pueblo, San José de las Matas, situado en la ladera norte de la cordillera Central y pertenece a la  provincia es Santiago de los 30 caballeros.

Jhoandri  tiene 24 años de edad,  dinámico, lleno de vida, con deseo de triunfar, pero que el destino le hizo una mala jugada, con un hecho que le ha marcado la existencia: sufrió un accidente cerebro vascular hemorrágico.

Todo ocurrió el 10 de julio del 2018, cuando transitaba en su motocicleta por una calle del municipio Sajoma.

“Me caí de mi moto y me di un golpe en la cabeza”, narra el joven intrépido y “me trasladaron al hospital municipal”.

Ahí, Jhoandri fue curado por los médicos y despachado hacia su casa. “No sé si por mal manejo o falta de conocimiento de los doctores, pero al otro día fui encontrado en el piso por los vecinos”. 

Los vecinos me trasladaron a un centro médico en Santiago de los Caballeros, a uno km 45 y como menos de una hora, donde mis familiares recibieron la impactante noticia de los doctores: “diagnostico, un accidente cerebro vascular en el hemisferio derecho”. 

“Al principio pensé que era algo que en dos o tres meses estaría bien, sentía toda las parte de mi cuerpo, pero no podía mover mi brazo y pierna izquierda”, expresa.

Jhoandri tiene 24 años de edad, dinámico, lleno de vida, con deseo de triunfar, pero que el destino le hizo una mala jugada.

No todo es oscuridad para Jhoandri, a los tres meses del ACV “me nació el primer niño”, que es la luz de mi ojos, que me  motiva a seguir luchando.

A 11 meses de ese hecho, aun tengo algunas dificultades como para caminar, mover mi mano izquierda, pero tengo mucha fuerza de voluntad y gana de recuperarme completamente, “y lo voy a lograr, con Dios por delante”.

Imagínate, manifiesta, “he avanzado mucho, porque pasé de estar en una silla de ruedas estar de pie”.

Considera Jhoandri que no ha sido fácil,  es  un  proceso “muy lento y difícil.. todos los días terapias, ejercicios… mi mente está enfocada que me voy a sanar… mis pensamientos son positivos siempre, ni un paso atrás”.

No todo es oscuridad para Jhoandri, a los tres meses del ACV “me nació el primer niño”, que es la luz de mi ojos, que me  motiva a seguir luchando.

Esta es la historia de Jhoandri, un joven persistente, que no se da por vencido, un guerrero de la vida.

Jhoandri cuando estaba interno.

Fuente: ( Diario Primero )

Last modified: agosto 12, 2019